Con seguridad todos los alumnos que vengan a formarse a este Instituto de Enseñanza Secundaria se harán las siguientes reflexiones: ¿Quién era Tomás Hormigo Rodríguez? ¿Qué méritos y virtudes pudo tener esta persona para que este centro lleve su nombre? Desde aquí vamos a intentar contestar a estas preguntas intentando aproximar a los lectores al conocimiento de la persona de Tomás Hormigo.

"Si la ley de Educación se aplicara honestamente, tendríamos un país con una educación homogénea" Esta era una de las principales inquietudes sociales que Tomás tuvo a lo largo de su vida.

Nacido en Estepona en el año 1945, en el seno de una familia de agricultores, que desde muy pequeño le inculcó unos valores con los que fue creciendo, madurando, y construyendo unos buenos cimientos como ser humano. Las grandes obras permanecen al pasar los años si tienen buena cimentación y Tomás la tuvo.

Su afán por superarse profesionalmente fue incansable y es un  modelo a seguir, ya que se inicia en unos momentos en que las dificultades para poder estudiar no eran pocas. En su juventud consigue el título de delineante, lo que le permite poder realizar trabajos que le dan una independencia económica que le facilita el acceder a la Escuela de Peritos Industriales de Málaga, donde obtiene la titulación. Tiene que realizar el servicio militar. obligatorio en su época. y le destinan a Granada. Aprovecha esta circunstancia para iniciar la Licenciatura en Física y Química, que con el tiempo finalizaría. Será en el año 1993 cuando obtendrá la Cátedra de Física y Química con el número uno de su promoción.

En la espera de su primer trabajo como Perito Industrial. decide irse a perfeccionar el inglés a Londres. Allí trabaja muy cerca del Museo  de Ciencias, y se apasiona por los museos a los que acude casi a diario y sin darse cuenta esas vivencias le animarán posteriormente a crear el "Museo Escolar de Ciencia y Tecnología" en el IES. La Rosaleda de  Málaga.

Es el año 1973 cuando vuelve a su antigua escuela de Formación Profesional de Málaga, pero ya como profesor. Enseguida se da cuenta  de su vocación hacia la docencia, que es cada día más intensa y empieza a conectar con los alumnos sintiéndose uno más entre ellos. Sus ganas de enseñar y de aprender enseñando, hacen que los jóvenes se acerquen sin miedo a la ciencia, a comprender por qué ocurren las cosas de forma amena y divertida. Tomás con sus alumnos charlaba, debatía y era el maestro que trasmitía calor humano y sembraba en sus alumnos la semilla de la  curiosidad que fructifica en el deseo de conocer y saber el porqué de las cosas.

No podemos dejar de contar una anécdota que nos demuestra el carácter de este gran profesor. Siendo Profesor de Inglés y entre los medios que cree necesarios para que sus alumnos puedan aprovechar  al máximo la materia que intenta enseñarles es necesario que dispongan de un libro texto de inglés de términos técnicos. En aquellos  momentos no existía en España ninguna publicación de esas características y adaptados a esa especialidad concreta. ¿Cómo se soluciona el problema? Tomás se pone manos a la obra y publica dos libros, titulados: “Englísh in the Polytechnic".

Siempre se sintió orgulloso de sus raíces como hijo de agricultor y esteponero, y sus grandes inquietudes le animaron siempre a colaborar en cualquier proyecto dirigido a activar la cultura en nuestra localidad y a implicarse en la vida real y en los problemas y  necesidades de Estepona. Fue socio fundador del primer Centro Cultural que se formó en su pueblo, (en los años difíciles de la transición) y logró implicar a muchos amigos y familiares para que colaboraran en conferencias, debates, periódicos, etc...

Después de pasar unos años de inquietudes, publicaciones, exposiciones y de ejercer muchos cargos importantes en el terreno de la ciencia y ser muy conocido como persona incansable. auténtica y luchadora por defender la cultura y la libertad promueve la "Asociación Cultural Faro de Estepona" cuyo fin principal es fomentar el dialogo, intercambiar opiniones y defender el derecho a recibir una información objetiva.

Los años noventa son para Tomas años de plenitud; ejerce como director del I.E.S. La Rosaleda de Málaga, donde desarrolló proyectos como el "Club Científico Albert Einstein", logró que se celebrará "La Semana de la Ciencia" es impulsor y creador del Museo Interactivo de las ciencias, por entonces se inscribió en la Sociedad Malagueña de Astronomía con el fin de iniciar a sus alumnos en las observaciones solares los instruía en la metodología rigurosa de la observación del sol y creó el departamento de Heliofísica. Es nombrado asesor científico para un proyecto con el "Expertmentarium de Copenhague", hace exposiciones en el Parque Tecnológico de Málaga siendo visitadas por muchas autoridades y personas interesadas en la materia, allí fue la culminación de las Semanas de la Ciencia anteriores.

Son muchos libros los que publicó, bien solo o junto a otros autores y amigos, como "Las Medidas del Universo", "Datos de Física y  Química", "Introducción a la Historia de la Física", "Englísh in the  -4-  Polytechnic, Book 1 y Book 2", "508 Problemas de Física con ayudas y soluciones", etc… Tenía unas buenas cualidades como escritor, comentarista y hasta trabajó como un excelente rotulista.

Es en el año 1993 se casa con María Teresa y pronto nacen sus  híjos Tomás y Pablo, tales acontecimientos hacen reflejar aún más su entusiasmo por la ciencia y luchará para sacar adelante sus ideas, compartirá sus inquietudes y se propondrá unos objetivos ayudando a tener opiniones críticas estableciendo una relación constante y profunda en la familia, en el trabajo, en el entorno más próximo, ya no se acordará de la indiferencia y el pasotismo de algunos que no entendían que alguien como Tomás quisiera abrir nuevos caminos y llegar cada día más lejos sin pedir nada a cambio.

A finales de los noventa, vuelve a sumarse a los continuadores del renacido Centro Cultural Estebuna, participando con artículos en su boletín, dando conferencias y logrando traer a nuestra localidad a personas de reconocido prestigio como Pérez Mercader, Manuel Toharía, Teodoro Vives, (entre otros) para que hicieran llegar de primera mano a nuestra población sus trabajos, investigaciones y vivencias.

Se implicó en el estudio de un anteproyecto museográfico para su pueblo Estepona, con un Planetario, un Centro Astronómico y un  Constelario , con algunas ideas totalmente inéditas, para lo que visitó, entre otras, las Ciudades de las Ciencias de Granada, Valencia y Toulouse y más tarde redactó un minucioso estudio de construcción y  viabilidad económica del mismo, con algunas ideas inéditas.  Todo esto quedó truncado como si hubiera sido un sueño. Tomás murió el 12 de Mayo del 2004 sin esperarlo y con su muerte quedaron muchos proyectos en los cajones de algunos despachos. Han sido muchos los homenajes: Inauguración de salas con su nombre, asociaciones de AMPA, páginas en la web, ediciones de sus libros, etc... que se han hecho después de su ida.

Hoy, su familia, sus amigos y todos los que tuvimos la suerte de vivir y compartir sus inquietudes, recordamos a Tomás y aprovechamos estas líneas para resaltar con algunos calificativos su forma de ser: tolerante, riguroso, solidario, modesto, cercano. bueno, humano y sobre todo sabio... que se fue en silencio, con dulce timidez y con su mano tendida por si alguien lo necesitaba.

 

D. Felipe Moreno Herrerías

Director del Centro IES Cancelada.

Estepona octubre de 2007

www.000webhost.com