Valencia a 31 de octubre de 2006

Queridos amigos,

Me acabo de enterar de la solicitud al Consejo Escolar del Instituto de Cancelada, patrocinada por el Centro Cultural Estebbuna, referente a la  denominación del futuro Instituto nacido de la Sección del IES Mar de Albarán. Dicha propuesta consiste en proponer para el nuevo Instituto  la denominación "IES Profesor Tomás Hormigo".

Debo manifestar públicamente, y autorizo expresamente a quien lea estas líneas a que así lo transmita a quien corresponda, mi entusiasta adhesión a semejante iniciativa. Me parece difícil que un Centro de Enseñanza Superior de Málaga pudiera llevar un nombre más adecuado que el del Profesor Tomás Hormigo.

Fue no solo un entusiasta maestro de maestros sino, además, un encendido divulgador, convencido de la necesidad social de alfabetizar científicamente a la población e iniciar a todo el mundo en los gozo, sin sombras, del conocimiento de la Nat uraleza, en general, y la Astronomía - su pasión -, en particular. Los que tuvimos la fortuna de conocerle en vida, y la fortuna aun mayor de contarnos entre sus amigos personales, pudimos apreciar y admirar su talante siempre díspuesto a fomentar en los demás el ansia por el conocimiento racional y los placeres  intelectuales y estéticos del saber.

En lo discente, Tomás fue alumno aventajado que supo aprovechar cada una de las etapas de su formación como profesional y como  persona. En lo docente, fue maestro inasequible al desaliento y artífice permanente de iniciativas orientadas a completar la siempre  insuficiente enseñanza que se imparte en las aulas. En lo divulgativo, fue un maestro que supo mostrar nuevas vías de acceso a ese público, siempre difícil, que normalmente entiende que la ciencia es difícil y  aburrida. cuando él sabía convertirla en algo fácil y divcrtido. Y en lo cultural, fue un entusiasta de la promoción de todos los tipos de saberes a través del asociacionismo, en su tierra y fuera de ella.

Debo concluir estas lineas con un ruego y una promesa. El ruego es que  se atienda, por quien corresponda, la justísima, en mi opinión, petición formulada por Centro Cultural Estebbuna. La promesa es que. si así ocurriera, me comprometo a acudir personalmente a la ceremonia del bautizo oficlal del nuevo IES y, si así lo estiman pertinente sus  responsables, a glosar en una conferencia por una parte la figura del maestro Hormigo y por otra parte el objeto de su pasión, que yo comparto: la divulgación científica como elemento inseparable de la cultura integral de nuestros pueblos.

Con todo afecto. y el más emocionado recuerdo al amigo desaparecido.

Manuel Toharia

Director del Museo de las Ciencias Príncipe Felipe.

Presidente de la Asociación Española de Comunicación Científica.

www.000webhost.com