Nunca me dio clases en el instituto, qué lastima, porque sus alumnos hablaban muy bien de su manera de darlas. El quería que sus  alumnos entendieran las cosas y buscaba esa manera de trasmitir sus conocimientos con ejemplos que pudieran entenderlos y para que esa materia no fuera aburrida.

Yo conocí a Tomás por una afición, la Astronomía. El fue el que me inicio en esta hermosa ciencia hace más de 25 años. Nunca olvidaré aquellas observaciones solares en el patio del instituto con el telescopio refractor Altar 60 mm. y esas observaciones nocturnas  después de las clases en los Montes de Málaga. Aquel D.E.C. (departamento de extensión cultural). Aquellas salidas de los clubes ecologista y científico a Sierra de las Nieves, Tejera. Excursiones al centro observacional Calar Alto.

A pesar de la escasez de medios, Tomás supo trasmitirnos su pasión por la Astronomía y por la ciencia en general. El fue unos de los que participaron activamente en la creación del museo de la ciencia en Málaga “Centro de Ciencia Principia”. Me alegro mucho de que pusieran a una de las salas del museo su nombre, y también me complace mucho que van a poner su nombre a un instituto.

Hacia tiempo que no lo veía, en julio del 2002 me puse en contacto con el para que clausurara nuestro primer curso de “Iniciación a la Astronomía Observacional” con una conferencia sobre su extraordinario libro “Medidas del Universo”. Su respuesta fue afirmativa. Con más de 110 participantes al curso, dio una conferencia que los asistentes se quedaron sorprendidos de la comunicación, divulgación y pasión por la Astronomía y a mi me demostró que seguía  siendo el mismo de siempre.


Tomás te doy las gracias por haberme introducido en esta apasionante ciencia, por tu enseñanza, por tu amistad.

 

Jesús Chinchilla Domínguez
Miembro de la Junta Directiva de Agrupación Astronómica Sirio (Málaga)

www.000webhost.com