Yo puedo decir que he sido afortunado de haber conocido a nuestro amigo Tomas. Para mí además de ser un profesor fue un amigo, ya que él te trataba como tal.

Recuerdo toda esas noches en las que nos reuníamos alumnos y profesores (que dejaban de serlo para dar paso al único maestro que había allí: Tomás Hormigo) en Los Montes enfundados con nuestros abrigos para no pasar frío, pero que en un momento se olvidaba ya que allí había un calor humano muy grande. Como Tomas nos iba guiando a todos sobre esa estrella es tal esa otra es esta y así con cada puntito diminuto que el conocía como si las hubiera puesto en cada sitio.

Esas Semanas de la Ciencia en las poníamos patas arriba el instituto para montar todos los experimentos que uno a uno nos iba explicando como iba tal cosa, esa otra, para así nosotros poder explicarlo a los visitantes que eran muchos, ya que esa semana era muy conocida en el ámbito estudiantil de Málaga. Las charlas y debates que dábamos en esa semana, todo son buenos recuerdos y todos con un centro común, nuestro amigo Tomas.

Como se ofreció a darnos unas clases de matemáticas cuando habíamos terminado el curso, para los que quisieran coger una carrera técnica, usando su tiempo libre para ello, eso si que es un profesor y amigo con mucha vocación y ganas de que los demás aprendieran. Así que todo lo que se diga de este gran hombre es poco.


 
José Miguel Calle Damiano
Antiguo alumno y miembro del Club Científico Albert Einstein

www.000webhost.com