El día 16 de Diciembre de 2016 fuimos convocados por la dirección del Instituto de Enseñanza Secundaria “La Rosaleda” de Málaga para un nuevo acto de reconocimiento a la labor docente de nuestro añorado Catedrático y Profesor Tomás Hormigo Rodríguez.

Se trataba de la colocación de una placa a la entrada del Aula de Física y Química, lugar donde había impartido magistralmente sus clases de ciencias durante años y también origen de sus muchas actividades extraescolares, incluido, por supuesto, el “Club Científico Albert Einstein”.

A pesar de los años transcurridos desde su fallecimiento, fue impresionante ver la profunda huella que Tomás dejó entre sus compañeros profesión y antiguos alumnos que asistimos al acto celebrado en el Aula Magna del Instituto.

Imagen tomada minutos antes del inicio del acto.

El acto estuvo presentado por D. Antonio Guadamuro. Reconoció haberse visto arrastrado por Tomás en sus actividades del Club de Ciencia, poniendo incluso su coche a disposición para las subir alumnos a las observaciones astronómicas en Los Montes de Málaga. Utilizó palabras muy cariñosas para referirse a su compañero y amigo Tomás: “puedo pasar horas hablando de Tomás y no acabaría nunca”.

A continuación Don Manuel Bordajandi reconoció que le costaba hacer este tipo de discursos, pero que "¡Por Tomás, vale!". Habló emocionado de su amigo, incluyendo divertidas anécdotas vividas en los años en que fueron compañeros y colaboraban en las actividades organizativas del Club de Ciencia.

D. Manuel Fernández,  Jefe de Estudios en el año 92, nos recordó cuando Tomás fue Director del Centro, del gran trabajo realizado entonces en la mejora del centro, por ejemplo la recuperación de la antigua Capilla como Salón de Actos. Volvió a incidir en el Tomás pionero en la lucha antitabaco. Finalmente habló del Tomás convencido en lo que era correcto e inconformista: “Estábamos en la misma barricada”.

Finalmente D. Antonio Serón, que además de colega de profesión fue también compañero de piso, nos habló con palabras muy emocionadas y agradecidas de la persona ejemplar que fue Tomás Hormigo: “Tuve la suerte de hacer camino contigo”. Para finalizar su aportación, leyó un poema que escribió para él al conocer la triste noticia de su fallecimiento.

Todo el evento realizado en el Aula Magna lo mostramos en el siguiente video:

Posteriormente, fuimos concentrados en el pasillo frente a la que había sido su aula, para hacer realidad el momento para el que habíamos sido convocados.

Breve inciso... Para mi sorpresa, Doña Teresa Carranza, viuda de Tomás y aún perteneciente al cuadro de profesores del Instituto, quiso que fuera mi hijo Francisco Miguel el encargado de descubrir la placa conmemorativa del acto, aupado en brazos de mi esposa Carmen Laura. Me dijo que quería de esta forma agradecer el trabajo que hacemos desde esta web para mantener viva la labor de Don Tomás. No hacía falta... Son muchos años de amistad y no podíamos hacer menos por nuestro añorado profesor, ¡Para mi es un honor y un placer, Teresa!

El acto finalizó con la entrega de un ramo de flores a Doña Teresa, que había acudido al acto junto a otros familiares del homenajeado. Luego fuimos conducidos a la cafetería del centro donde pudimos disfrutar de bebidas y aperitivos y sobre todo recordar los momentos inolvidables vividos en nuestros años de instituto.

En este video se recoje el momento cumbre del evento:

 

www.000webhost.com